Resumen del VeeamON 2022

Highlights del día 1

Nicolas Solop

¿Te gustaría revivir las charlas del VeeamON a demanda?

Encontrá todo lo que necesitás para tu estrategia de Backup en un solo lugar.

En este post te quiero dejar algunas impresiones sobre la General Session y el primer día del VeeamOn 2022. 


Con la vuelta a la presencialidad de grandes eventos de tecnología, el VeeamOn 2022 nos encontró en la ciudad de Las Vegas. Con foco en Data Management en cualquier entorno y con especial atención al ransomware, el tema que tanto nos tiene preocupados estos últimos años.


Las presentaciones tuvieron muchos números, de los cuales me gustaría compartir algunos de los que más me llamaron la atención.


Solo 10% de las organizaciones tienen lo que se llama data certainty. Algo así como la certeza de que pueden recuperar cualquier tipo de información de negocio sin importar el tipo de sistema, ambiente, o ubicación de la información.


Esto quiere decir que solo una de cada diez empresas tienen la certeza de poder volver a poner un sistema en producción. 


Ahora bien, ¿cuál es el motivo de un número tan bajo? Primero, la falta de talento. Esto lo venimos escuchando en cada reunión que tenemos con los clientes. Les falta gente con conocimiento y experiencia que les permita operar la tecnología con autonomía.


Segundo, a las organizaciones se les hace cada vez más difícil poder cubrir con las mismas tecnologías diferentes entornos como:


  • Multi cloud
  • Saas
  • Hybrid
  • Containers
  • Iaas 


En la mayoría de los casos las organizaciones o no cuentan con soluciones de respaldo para alguno de estos ambientes o, para peor, tienen diferentes soluciones para cada uno, lo cual transforma el backup en algo imposible de gestionar sin contar con un equipo de trabajo enorme. 


Otro factor que entra en juego en un número tan bajo de empresas que tienen certeza de poder recuperarse es utilizar repositorios de backup no preparados para la realidad actual de amenazas. Trabajar con repositorios de respaldo que no cumplen con los requerimientos de inmutabilidad hacen que no estemos a la altura de que necesitamos. 


Tenemos que tener en cuenta también que muchas departamentos de IT no conocen completamente la información del negocio, por lo tanto, no pueden protegerla adecuadamente. Escenarios de shadow IT donde una persona de la empresa usa una solución SaaS que se convierte crítica para el negocio son cada vez más normales. 


Lo que produce el Shadow IT es la proliferación de herramientas y repositorios de información de los cuales IT no tiene gobierno y, en consecuencia, no puede proteger. Si no lo podemos proteger, no lo podemos recuperar. 


La evolución tecnológica hace también que los números de la habilidad de recuperarse se mantengan en un promedio muy bajo. Se estima que el 67% de las organizaciones tienen activos tecnológicos y aplicaciones modernas basadas en Kubernetes para los cuales no cuentan con una estrategia de respaldo y recuperación adecuada. 


Claramente, atacar todos estos frentes hacen que el recorrido para el backup no sea una carrera de velocidad, sino algo más parecido a una maratón. 


El otro número número importante a recalcar es que Veeam es hoy el vendor número 1 del mercado. Algo muy importante para tener en cuanta para quienes tienen la solución o bien para quienes están pensando en hacer un cambio tecnológico del ambiente de backup.


Cambio de mirada en la estrategia de backup


Históricamente, el backup se pensó como una estrategia con una mirada central desde IT. Siempre se pensó en recuperar primero el Active Directory, después el motor de correo y después el resto de las cosas.


Hoy por hoy, deberíamos cambiar esta mirada para enfocarnos en generar los mecanismos necesarios para recuperar primero la información que es más importante para el negocio. Si es el correo, el correo primero, si es el ERP, el ERP. 


Pero de la mano de esto, tenemos que trabajar en escenarios. ¿Qué pasa si perdemos el CRM?, ¿qué pasa si perdemos el file server?


En función de estos escenarios hay que trabajar en definir los procesos de recuperación. Haciendo que el restore sea parte del backup lograremos tener tasas de recuperación mucho más altas de lo que esperamos. 


Una última reflexión


En el contexto en el que vivimos, el proceso de backup y recuperación en cualquier organización es de los más importantes que podemos tener ante un incidente de ransomware. Con una buena solución, como la de Veeam, y con buenos procesos de backup y recuperación definidos, este punto solo requiere tiempo y dedicación para dejar las cosas en orden. 


Pero no recuperarse ante un incidente ransomware no es lo peor que le puede pasar. Si tenemos la suerte de estar preparados con buenos respaldos, lo peor que puede pasar en ese caso es demorarnos en volver a estar en producción. 


Lo peor que nos puede pasar, es que los datos de la organización sean expuestos como estuvimos viendo en los últimos meses. Si no se hace el pago, la información se hace pública y esto es mucho peor para la imagen de cualquier organización que estar fuera de servicio unos días.