Planificacion y seguimiento, piezas fundamentales para la implementacion y operacion de ambientes VMware

Desde la versión 3 de los productos de VMware (Virtual Infrastructure 3)  la percepción de que las implementaciones de infraestructura de VMware (ESX Server más VMware virtual Center) eran tareas simples y que prácticamente no requerían planificación alguna apareció en escena. El principal responsable de esta sensación es VMware quién simplificó significativamente los procesos de instalación y configuración de sus productos y permitió que muchos departamentos de IT se lanzaran a implementar VMware sin planificar puntos críticos como crecimiento, contingencia y disponibilidad entre otros.


Esta mejora en los productos por parte de VMware y las implementaciones posteriores por parte de los clientes condujo a que muchas de estas implementaciones crecieran sin ningún tipo de control o planificación dejando instalaciones  con las siguientes características:


1. Servidores con diferentes versiones de VMware conformando una misma granja.
2. Dimensionamiento de los dispositivos de almacenamiento en el “aire” sin medir requerimiento y performance requeridos.
3. Servidores de VMware con años de producción sin actualizaciones y parches aplicados.
4. Implementaciones si una hoja completa de documentación sobre la arquitectura.
5. Planes de contingencia y backup en producción pero nunca probados.

La anterior es una breve lista de las principales situaciones con las que nos fuimos encontrando a lo largo de estos años y que seguramente en algún punto toca a la mayoría de las organizaciones que implementaron los productos de VMware en los últimos años.


Nadie, bajo ningún tipo de circunstancia, desea llegar a esa situación. Para ayudar Como resolver este tipo de situaciones, otra breve lista:


1. Planificación desde el inicio definiendo la estrategia de virtualización de acuerdo a los planes del negocio en sí.
2. Verificación periódica del cumplimiento de los objetivos definidos en la estrategia con el fin de corregir desvíos.
3. Seguimiento constante de los recursos disponibles con el objetivo de disponer de los elementos tecnológicos que el negocio requiera.
4. Establecer rutinas de mantenimiento y análisis sobre la plataforma para asegurarse que la misma se encuentra en óptimas condiciones en todo momento.


Si bien ninguna de las dos listas contempla de forma completa los problemas que existen en las infraestructuras virtuales ni tampoco todas las formas de trabajar proactivamente para conformar una plataforma de VMware “saludable” son un buen punto de partida previo a  la realización de un estudio del tipo VMware health check el cual brinda desde el punto de vista tecnológico una visión general de la plataforma y los puntos de la misma que deben ser atendidos.

No existen comentarios.

Dejanos tu comentario

Message