Como preparar aplicaciones para migrar a Windows 7 – parte 2

Siguiendo con la serie de posts sobre proyectos de migración a Windows 7 donde vimos inicialmente los requerimientos que debe cumplir el partner de Microsoft que llevará adelante el proyecto de Migración dentro de la organización y luego vimos una introducción a la remediación aplicativa como puntapié de la presentación de la metodología de migración puestos de trabajo a Windows 7 desarrollada por Wetcom en este caso profundizaremos sobre el primer filtro de la remediación aplicativa, upgrade a una nueva versión de las aplicaciones.

De acuerdo a nuestra experiencia en proyectos de migración a Windows 7 la remediación aplicativa tiene los siguientes filtros definidos:

Como se mencionó en la introducción, en este post profundizaremos en el upgrade a una versión superior de la aplicación que no es compatible con Windows 7.

Parece ser el camino más simple a la hora de compatibilizar una aplicación que no está soportada para correr sobre Windows 7 pero tiene algunos puntos que no deben dejar de analizarse ni pasarse por alto.

Funcionalidad aplicativa

Cuando hablamos de funcionalidad aplicativa hablamos de “lo que los usuarios usan” de la aplicación en cuestión para buscar que esto mismo se encuentre disponible en la versión siguiente de la aplicación, o versión soportada para correr sobre Windows 7. Lo que menos queremos en un proyecto sensible para los usuarios es generarles problemas por análisis de funcionalidades aplicativas.

Los usuarios no usan todas las funciones de las aplicaciones pero es importante que las que si usan estén presentes en la nueva versión de la misma una vez que hagamos el upgrade de esta.

En el caso de Wetcom la propuesta es relevar, y documentar, junto al usuario cada una de las funciones que este realiza con la aplicación. Contando con esta información nos ponemos en contacto con el fabricante o bien con un representante del mismo para validar que las funcionalidades relevadas se encuentren disponibles en la versión a la que se deberá migrar.

Compatibilidad de datos

Contar con todas las funcionalidades correctas de las aplicaciones no es el único punto a analizar. Que la información que la aplicación contiene o utiliza sea compatible con la nueva versión es tanto o más importante que la aplicación esté soportada para correr sobre Windows 7.

En muchos casos entre diferentes versiones de una aplicación los desarrolladores incluyen cambios en el modelo de datos. Validar que los cambios en el modelo de datos no tengan impacto a la hora de hacer la actualización de la aplicación es fundamental para determinar el éxito de la migración de la misma.

Migración de datos

Una vez validado todo lo anterior se deben migrar los datos. Dentro del proceso no deben faltar puntos de control de consistencia de los mismos. Llegados a este punto la interacción con el usuario final es fundamental para finalizar con el proceso.

Este debe participar en la validación de los datos una vez migrados a la nueva versión de la aplicación para finalizar con la tarea.

En caso que los datos importados, o la presentación de los mismos, en la nueva versión de la aplicación no se correspondan con los exportados se deberá trabajar en un análisis del proceso de importación y en caso de no detectar anomalías en el mismo contactar con el fabricante de la misma nuevamente.

En Wetcom contamos con especialistas certificados en Windows 7 que cumplen con los requerimientos de la competencia devices and deployment de Microsoft y cuentan con amplia experiencia en proyectos de migración a Windows 7, con foco en el análisis de compatibilidad aplicativa dentro de estos proyectos.

¿Tenés alguna duda o consulta?, ¿qué te pareció la lista? dejanos un comentario.

Para conocer más sobre la metodología de Wetcom para la migración de Windows 7 o remediación de aplicaciones utilice el formulario de contacto y un representante se comunicará a la brevedad.

No Comments to “Como preparar aplicaciones para migrar a Windows 7 – parte 2”

Dejanos tu comentario

Message