Virtualización de escritorios -VDI- como soporte para planes pandémicos

Tecnología al rescate

Solop, Nicolas

Hace bastante tiempo que quería escribir este post, y luego de empezarlo y borrarlo varias veces, tomé la decisión de finalizarlo.

Desde 2009 he tenido ganas de escribir sobre este tema. En ese año explotó la epidemia de gripe porcina o N1H1  y en muchos países, por medidas sanitarias, se pidió a la gente que no saliera de sus casas para no propagar aún más la enfermedad  Si no lo hice en su momento, fue porque mientras ocurría la epidemia era prácticamente imposible que las empresas pudieran implementar estas ideas.

Ahora estamos haciendo frente a una nueva pandemia: coronavirus (COVID-19) y son muchas las empresas de servicios, salud, banca, retail, educación, que deben estar preparadas. ¿Tiene tu empresa la tecnología necesaria para facilitar el trabajo remoto de sus empleados

En el último tiempo venimos hablando mucho sobre escenarios de recuperación de desastres o incluso de la tendencia de Disaster Recovery as a Service (DRaaS), pero escuchamos y hablamos muy poco sobre planes anti-pandémicos.

En situaciones donde existe un caso de pandemia podemos encontrarnos en un estado intermedio a algún caso de desastre donde generalmente existen planes de recuperación pero que no contemplan de forma completa la situación dejando, en consecuencia, puntos importantes sin contemplar.

¿Qué pasaría a las empresas si llegamos a un caso de pandemia prolongado donde los gobiernos nos impidan salir de nuestras casas? ¿Cuántos millones, e incluso vidas, se perderían si no pudiéramos continuar con las operaciones básicas de nuestras compañías?

Podemos decir que un caso de pandemia puede ser algo temporal,  tal como fue en los últimos casos que vivimos, el de la gripe aviar o el de la gripe porcina. Cabe recordar que por entonces muchos gobiernos pidieron a las empresas que durante algunos días, e incluso semanas, los empleados se quedaran en sus casas para disminuir el riesgo de contagio y de expansión de la enfermedad.

En la gran mayoría de los casos, las empresas perderían dinero por no tener definidos y probados sus planes anti-pandemia que contemplen, entre otras cosas, el uso de infraestructura de puestos de trabajo virtualizados. La adopción de la virtualización de puestos de trabajo comenzó un poco más despacio que la virtualización de servidores. El concepto técnico es el mismo, pero los beneficios operativos son sustancialmente diferentes.

En el caso de soluciones de VDI -Virtual Desktop Infrastructure- como VMware Horizon, donde la infraestructura incluye la capacidad de brindar accesos remotos y seguros, las empresas ya cuentan con un beneficio importante en cuanto a lo tecnológico y a lo financiero. El acceso remoto de VMware Horizon es relativamente simple de implementar técnicamente y las empresas podrían disminuir drásticamente el uso de concentradores VPN.

Teniendo presente esto, las empresas podrían brindar el acceso remoto a los usuarios clave para la operación del negocio, y estos podrían continuar con sus actividades diarias desde sus hogares hasta que la situación de crisis baje al punto de poder volver a la normalidad.

La implementación de este tipo de tecnologías y de metodologías de trabajo no es algo simple. Es por esto que al comienzo del artículo decía que no valía la pena escribirlo al momento que ocurría la crisis en 2009. Digo que no son simples de implementar ya que los usuarios deben estar entrenados de antemano para poder hacer un uso eficiente de la tecnología. Imaginemos a un usuario del departamento de finanzas intentando acceder a un desktop virtual por medio de un thin client en medio de una crisis de pandemia…

Lo anterior expresaba lo relacionado a la tecnología. En cuanto a metodología, las empresas deberían tener entre sus beneficios la implementación de modalidades de teletrabajo o home-office antes de que ocurra la crisis. De esta forma, hasta los usuarios menos idóneos en tecnología ya contarían con experiencia de trabajar fuera de las oficinas evitando innecesarias llamadas a un, tal vez, improvisado help-desk. De ese modo, se simplificaría considerablemente el correcto funcionamiento del plan.

Para resumir un poco las ideas expresadas, puedo decir que la implementación de las tecnologías de virtualización de puestos de trabajo pueden simplificar considerablemente la definición, prueba y puesta en marcha tanto de planes de recuperación de desastres como de planes anti-pandemia.


La virtualización de puestos de trabajo

Tomando como base los mismos pilares que hicieron un éxito a la virtualización de servidores, la virtualización de puestos de trabajo aporta varias ventajas, a saber: 

  • Información de usuarios centralizada en los centros de cómputos

  • Simplificación en la operación diaria de soporte a usuarios y gestión de infraestructura de micro-informática

  • La migración de sistemas operativos se lleva a cabo en los centros de cómputos evitando asistir físicamente al puesto del usuario

  • La aplicación de actualizaciones de sistemas operativos en la mayoría de los casos se reduce a la aplicación en unos pocos desktops virtuales en lugar de tener que aplicarlos en cientos.  

  • Independencia de terminales. Con el uso de VDI cualquier dispositivo que pueda manejar protocolos RDP o ICA de Citrix pueden ser considerados para el uso de esta tecnología.


Ahora mismo estamos haciendo frente a una declaración de pandemia  por la OMS que requiere de medidas excepcionales, y no sabemos por cuánto tiempo. ¿Está tu empresa preparada para facilitar el trabajo remoto de sus colaboradores? Te decimos cómo configurar rápidamente una fuerza de trabajo remota. Contactanos.