El camino a la Nube Privada

Las 3 etapas para la adopción de la tecnología

Bacalov, Damian

En su artículo sobre las “5 formas para terminar con el shelfware”, Nicolás Solop nos contó que hay soluciones tecnológicas que, sin un plan de adopción, tienen altas posibilidades de fracaso. Esto es especialmente cierto cuando hablamos de Nube Privada.

Implementar una solución de este tipo no es sencilla. En gran medida porque técnicos expertos deben enfrentarse a una tecnología que no dominan. La experiencia nos indica que los clientes pasan por tres estadíos antes de adoptar completamente la nube privada.


Implementación de un caso de uso simple

Esta etapa nos ofrece el primer contacto real con la nueva tecnología. Es una etapa de estudio, de reconocimiento. Los mismos técnicos que realizan las tareas manuales son los que operan la herramienta. En general, se realizan tareas simples como “Despliegue de Servidores Virtuales”.

Si bien se estarán realizando las mismas tareas pero con una herramienta diferente, es importante tener presente aquellas características que la tecnología ofrece pero que aún no se están utilizando.


Ampliación del caso de uso a una problemática completa

Ya nos familiarizamos con el nuevo software. Ahora es tiempo de ponerlo a prueba. En esta etapa se comienzan a utilizar ciertas características que realmente nos ayudan en el día a día.

Desplegar un Servidor Virtual es sólo una de las tareas requeridas. También necesitamos asignar IP fija, dar de alta el registro DNS, configurar Active Directory, etc.

Se desea que estas tareas se ejecuten exactamente igual como cuando se las realiza manualmente. Muchas veces, hasta enviando los emails internos correspondientes.

No solo comenzamos a optimizar tiempos, además ganamos confianza en la solución. Y esta confianza es fundamental para pasar a la tercera etapa.


Utilización de nuevas prácticas que la Nube Privada nos ofrece

En esta etapa se comienza a delegar el uso de la herramienta al usuario final. Realmente se estarán aprovechando al máximo las bondades de la Nube Privada. Características como “préstamo de servidores por tiempo limitado” o “gestión de aprobaciones” entran en juego.

De a poco, dejaremos de desplegar “Servidores Virtuales” para pasar a desplegar ambientes aplicativos completos. Estos ambientes incluyen servidores virtuales, redes, balanceadores, software, etc.


Cuando hablamos de adopción de tecnología, no siempre el mejor camino es el más corto. Si ya definiste qué rumbo tomar -nube privada, pública o híbrida- o aún necesitás definir tu estrategia cloud, te acompañamos en el trayecto. Contar con un socio estratégico, seguramente, va a acelerar el camino y la toma de decisiones. Contactanos.